¿Qué es EGEO?

Un lugar y un no lugar.

Comenzó siendo un juego de palabras: Estrategias para la Gestión Educativa y Organizacional.

Ahora es un mar intensamente azul donde las ideas se deslizan, suaves.

domingo, 12 de agosto de 2012

EGEO: Nuevas Tecnologías en la Cabeza

EGEO: Nuevas Tecnologías en la Cabeza

Nuevas Tecnologías en la Cabeza


Desde hace años me pregunto acerca de la relación entre las nuevas tecnologías y la educación. Creo que mi acercamiento a las nuevas tecnologías, en sí mismas o para facilitar algunas comprensiones en las actividades de enseñanza me son familiares, amigables y no tengo mayor dificultad en acceder a nuevos modos de abordaje o de redefiniciones o usos.
Desde hace años investigo algunos de los impactos subjetivos de las nuevas tecnologías y los medios masivos de comunicación en los docentes y, por ende, de qué modos aleatorios o intencionales estos impactos subjetivos tienen alguna relación con la constitución de la subjetividad de los jóvenes, en sus modos de apropiación del conocimiento y en sus modos de aprender y construir nuevos saberes.
Me pregunto si estas nuevas tecnologías realmente permiten formar (o ayudar a formar)  un ciudadano, un joven, un estudiante crítico, participativo, que busque comprender los fenómenos, los acontecimientos que se le presentan y no los naturalice como si se tratase de algo dado.
Intuyo, supongo, imagino y sigo preguntándome.

Hoy, sin embargo, tuve un duro golpe. Un golpe que vino de la mano de mi hija menor, que tiene 6 años.

Esta tarde, me senté un rato con los chicos a jugar a la Play. Un juego muy interesante que tiene distintos objetivos, mundos que hay que atravesar para llegar a otros nuevos mundos, trabajo  a la vez individual y cooperativo: los personajes que participan de las misiones deben ir juntos, esperarse, ayudarse. Un juego realmente interesante, para analizar con tranquilidad.
Cuando mis hijos me invitaron a jugar, tuve varias dificultades, la mayoría de ellas motrices, que podrían resumirse en  mi inexperiencia con el manejo del  joystic.

Durante el almuerzo conversábamos sobre el  juego, compartíamos - entre los cuatro- las características y los momentos de mayor tensión,  la dificultad de los niveles, los logros y los premios obtenidos en cada reto. En el devenir de esas disquisiciones domingueras y después de escuchar atentamente la charla entre mis dos hijos (creo que dije que la menor tiene seis años y el mayor ocho) se  me ocurrió decir que esa parte que ellos decías estaba “buenísima” era muy difícil.

En ese momento, con total naturalidad y sin levantar la cabeza del plato mi hija me dijo literalmente: “es que…. mamá…. vos no tenés  en el cerebro esas nuevas tecnologías” y se señalaba
la cabeza.

Cómo que no, me pregunté inquieta, cómo que no!! ¿no me dedico a eso, acaso? ¿no me preocupan, justamente, esos temas? ¿no trabajo sobre esas cuestiones?

No sé,  tal vez Ágata tenga razón y yo no comprenda realmente las cosas de esas nuevas tecnologías.



Loading...